Categorías
Competiciones

No es deporte para chicas…

Con la llegada del otoño, cuando bajan las temperaturas y empiezan a esperarse las primeras lluvias en breve, la temporada de piragüismo puede darse casi lo que se dice finiquitada. O, al menos, el que se practica en ríos y pantanos, a no ser que sea una forma lúdica de pasear; el marítimo se sigue manteniendo en la parte baja de las rías, y por supuesto en las costas atlánticas y cantábricas, donde las fuertes corrientes otoñales e invernales aseguran experiencias alucinantes metidos en canoa.

Así que ahora es el momento de hacer reflexiones, meditar sobre el funcionamiento que tiene este deporte en nuestra región, y buscar soluciones a los problemas que se nos puedan ocurrir. A mí, principalmente, siempre se me viene la misma idea a la cabeza: ¿por qué el piragüismo parece solamente cosa de hombres? Apenas he conocido a ninguna  mujer que se tome la práctica de este deporte como poco más que pasar el fin de semana con su marido o pareja; y por supuesto, muchas menos que lo hagan de forma profesional. Y la verdad, no consigo imaginar por qué puede suceder algo así.

Sin embargo, cuando lo pienso un poco más detenidamente, recuerdo un reciente artículo en una revista deportiva, donde una luchadora lesbiana declaraba su homosexualidad tras tener una exitosa carrera en el mundo de la lucha libre. Y, sin embargo, ni de lejos la conmoción fue tanta como cuando, por ejemplo, a un futbolista se le ocurre salir del armario; de hecho, el colectivo LGTB se congratuló de su representación en el mundo del deporte. Pienso que al ser un deporte agresivo y casi masculino, la gente casi que parecía tener claro que a esta mujer debía pasarle algo raro para practicarlo, y que ser boyera era la explicación más lógica.

Yo pensaba que ya habíamos pasado a otra fase; que el pensamiento de que una mujer, por el hecho de ser tortillera tuviera que actuar como si tuviera altos niveles de testosterona había quedado muy atrás. Pero ya veo que me equivocaba. Sospecho que eso pasa porque no tiran mucho del porno online, porque ¡madre de dios, menudas hembras que aparecen en los videos de lesbianas xxx, casi dan ganas de clamar al cielo por permitir que esas tias buenas sean homosexuales! Nada en ellas es burdo ni poco femenino, y por mucho que las veamos en pleno cunnilingus, con gusto cualquier varón querría ocupar el lugar de alguna de las dos… o unirse a las dos, no lo neguemos.

Pero no puedo dejar de llegar a la conclusión que quizá el piragüismo no sea considerada una actividad muy femenina, ni en su modalidad profesional, ni tampoco en la lúdica. Cierto que la parte superior del cuerpo llega a pillar un desarrollo muscular que quizá no casaría con una mujer frágil o delgada… pero hay muchos tipos de mujeres, y en cualquier caso no tiene por qué ser una cuestión de volumen. Y de todas formas, sospecho que estas no serían consideraciones femeninas, sino que quizá algún marido o novio bocachanclas dejó caer en algún momento un comentario por el estilo… y ahí se armó el Belén. Aunque tampoco descarto que en realidad hayan sido mujeres las que se hayan echado tierra la una a la otra, dicen que entre ellas no hay enemigas más acérrimas.

En fin, que se puede considerar que un objetivo para la próxima temporada de kayak podría ser el aumentar de alguna forma la participación femenina, estudiar qué incentivos podrían servir a esos objetivos, y sobre todo asegurar lo sexy que se ve una chica metida en una canoa, jeje.

Categorías
Conceptos

Conceptos básicos del piragüismo

El piragüismo comenzó como una recreación no competitiva y para la mayoría de los piragüistas siguió siéndolo, lo que implicaba remar en arroyos y lagos locales, recorridos prolongados, a veces en América del Norte repasando las aguas de misioneros, exploradores y viajeros anteriores. El piragüismo también se combinó para muchos entusiastas con viajes de pesca , caza y campamento; también se popularizó el piragüismo en aguas bravas o de aguas bravas en ríos con rápidos y el piragüismo de surf en el océano. El desarrollo del piragüismo recreativo se vio favorecido después de la Segunda Guerra Mundial en América del Norte por la proliferación de pequeñas aeronaves que permitieron a los piragüistas llegar a aguas salvajes remotas que no se utilizaban desde que los indios y los viajeros las viajaban.

Durante el último cuarto del siglo XX, el piragüismo recreativo continuó creciendo rápidamente en popularidad, particularmente en América del Norte; como deporte, probablemente comenzó como carreras improvisadas entre individuos que regresaban de incursiones de caza y pesca y expediciones de guerra. Como deporte organizado, el piragüismo comenzó en la segunda mitad del siglo XIX en competiciones locales y nacionales en Gran Bretaña y América del Norte, muchas de las cuales persisten. El deporte se hizo progresivamente más popular en Europa en el siglo XX, de modo que, con la llegada de los eventos de piragüismo para hombres en los Juegos Olímpicos de 1936 y para las mujeres de 1948, la mayoría de los ganadores olímpicos fueron europeos, con la Unión Soviética y las naciones de Europa del Este predominando después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a mediados del siglo XX, el único artista destacado fue el piragüista sueco Gert Fredriksson , quien en los Juegos Olímpicos de 1948 a 1956 ganó 6 medallas de oro por desempeño individual y por equipos, así como más de 40 medallas de oro más en competencias internacionales.

Las especificaciones de la ICF (Federación Internacional de Piragüismo) para las embarcaciones varían desde 4 metros de longitud para las embarcaciones K-1 y C-1 hasta 11 metros para las K-4. El peso varía de 9 kg para K-1 a 50 kg para C-7. El peso no está restringido para slalom y embarcaciones de aguas bravas. Las canoas canadienses están construidas con madera de una delgadez similar a una chapa. Las canoas Sprint, C-1 y C-2, están construidas muy bajas y elegantes; los remeros se arrodillan sobre una rodilla. Para aguas bravas y slalom se puede utilizar una plataforma de rociado de lona con aberturas para los remos. Los kayaks de carreras de velocidad, K-1 y K-2, están hechos de madera enchapada con un pequeño timón debajo de la popa. Los kayaks para slalom y carreras de aguas bravas son bastante cortos y están hechos de fibra de vidrio. Los kayaks para carreras de distancia tienen arcos profundos.

Categorías
Rutas

Galicia y sus rutas de Kayak

El territorio gallego es un auténtico paraíso para todos los amantes del piragüismo, tanto por sus profundas aguas azules como por sus hermosas vistas, ya sea en tierra o desde el mar.

La costa gallega es única del resto de la Península Ibérica. Las «Rías» son ensenadas parecidas a fiordos que multiplican por diez la longitud de la costa y se extienden de 20 a 30 km de mar a tierra. Este fenómeno convierte a Galicia en el lugar ideal para cualquier nivel de kayak marítimo. Galicia se ha convertido en uno de los destinos favoritos para las vacaciones de aventura: acantilados, rocas, lagunas y algunas de las playas más hermosas del mundo (como la playa de Rodeira) son suyas para descubrir. Pequeños pueblos pesqueros rodeados de colinas cubiertas de bosques se enfrentan directamente al mar.

Si prefieres aguas más tranquilas, también tienes la opción de remar en paz a través de varios embalses que se encuentran tierra adentro como Fervenza, Eume, Belesar y Portodemouros. Aquí se organizan actividades de ocio y se puede obtener el equipo necesario para diversos deportes acuáticos.

Para sensaciones más extremas conviene optar por el kayak de río. Galicia ofrece unas buenas localizaciones aptas para esta actividad. Los más populares son los ríos Miño y Ulla. Generalmente, la mejor época para practicar kayak en España se considera primavera y verano. Esta es la temporada en que los caudales de los ríos están en su máximo debido a la lluvia y el deshielo. Sin embargo, la temporada puede variar según la ubicación. Por ejemplo, se dice que el río Miño es el mejor en verano y otoño, mientras que los ríos Ulla y Deza, por el contrario, en invierno y primavera. Esto significa que es posible encontrar posibilidades de kayak durante todo el año.

¿Alguna vez se te ha ocurrido que se puede hacer el Camino de Santiago en kayak? Para los kayakistas, remar es casi siempre una especie de peregrinaje. Ciertamente cerca de una experiencia religiosa de todos modos, desde el momento en que sale de la orilla y se retira a los suaves sonidos de las olas y las aves marinas, luego de un viaje pacífico donde tiene tiempo para contemplar los paisajes y la vida. 

Siguiendo un sendero conocido simplemente como ‘La Ruta del Mar‘, esto no es solo un complemento ingenioso a las ya famosas rutas de senderismo del Camino de Santiago. Sigue la costa entre San Vicente do Grove y Padrón, que se dice que fue la ruta tomada por los discípulos Atanasio y Teodoro devolviendo los restos de su amado apóstol Santiago, o Santiago. Siguiendo la costa de la bahía de Arousa y luego hacia el interior por el río Ulla hasta Padrón, los restos se habrían llevado por tierra a Santiago de Compostela, y los peregrinos pueden seguir esta ruta exacta hasta la gran Catedral hoy.